Annita Zen at Facebook

Técnica correcta de amasado para preparar pizzas con masa de levadura

Es importante conocer esta técnica y poder comprobar que la misma es simple.
Solo animarse a seguir paso a paso lo que a continuación detallamos para llegar al punto final que es una masa perfectamente amasada.

Explicación de la técnica.
Una vez realizada la mezcla de los ingredientes, tal como indica la receta elegida, lo que logramos es una masa.

Cómo es esa masa.
Una vez lograda, la volcamos sobre la mesa enharinada.
Una vez allí, vemos que la masa obtenida es de textura pegajosa y sin una forma consistente.

Qué hacemos con ella.
Primero nos lavamos las manos hasta tenerlas bien limpias y sin restos de masa.
A continuación comenzamos el amasado.

Primero aplanamos un poco la masa con las manos enharinadas y luego doblamos el borde superior hacia el borde inferior.

Apoyamos con una mano la parte inferior de la masa, afirmándola y con la otra vamos ejerciendo presión hacia adelante estirándola y finalmente plegándola en dos.

Cómo se realiza este proceso.
Siempre con una mano apoyada en el borde inferior, se toma con la otra mano el borde superior y se va estirando la masa ( este movimiento lo realiza la mano junto con todo el brazo ).

Luego se va trayendo nuevamente el borde alejado hacia nosotros y hacia la mano apoyada.
Es decir, se va replegando la masa.

Se realiza dos o tres veces este movimiento para finalmente unir el pliegue rodando la masa.
Luego se gira o se rota en ángulo recto la masa y se reinicia los movimientos.

Realizando bien estos pasos iremos notando como la masa va cambiando, tornándose más lisa, elástica y totalmente maleable.

Todos estos pasos se van realizando con ayuda de harina.

La cantidad de harina nunca debe ser excesiva, es preferible amasar con poca cantidad e ir repitiendo la operación de espolvorear con harina.
A medida que vamos trabajando la masa, iremos notando que la misma irá necesitando menos cantidad de harina.
Esto se debe a que progresivamente va mejorando su textura con los movimientos anteriormente detallados.

Una vez que la masa ya no se pega tanto, se puede ir alternando el amasado con algunos golpes.
Para ello se toma la masa entre las manos y se tira desde lo alto y con fuerza contra la mesa.
Repetir varias veces y continuar el amasado.
Esto ayuda a que la masa se relaje más rápidamente y quede más suave y fuerte.

Estos pasos se van repitiendo en forma alternanda
Estirar, replegar, levantar y golpear.
Todo este proceso lleva aproximadamente 10 minutos.

Una vez pronta la masa se forma un bollo redondo y bien liso.
Se pone en un recipiente con capacidad suficiente como para que el bollo pueda duplicar su tamaño con comodidad.

Se cubre con nailon ( plástico, poliuretano ) o se puede poner dentro de una bolsa plástica.
Se cubre con un paño y se coloca en un lugar fuera de corrientes de aire y preferentemente cálido para que la masa descanse, se relaje y duplique su tamaño.

Al contar esta masa con levadura en su interior ( la levadura es un hongo siendo por lo tanto un ser vivo ) cumple con las funciones de todo ser vivo y entre ellas es la de respirar ( inspirar y exhalar ).
Es así que inspira el oxígeno del agua y exhala gas carbónico que al quedar dentro de la masa produce el levado de la misma.

Es realmente interesante todo este proceso y bien merece entenderlo y llevarlo a la práctica, porque una vez que comprobemos el resultado que nos brinda nunca más renunciaremos a él.

Recetas relacionadas con este artículo
Copyright (c) 2006-2017 solopizzas.info
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopizzas.info
Gracias por visitar solopizzas.info, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad