Annita Zen at Facebook

Deliciosa especialidad de ajo con semillas de sésamo tostadas


Les sugerimos que prueben esta pizza que será la sensación de una reunión. El sabor intenso del ajo se mezcla con los aromas de las hierbas y con lo crocante de las semillas de sésamo.
Y lo más importante no queda rastros de que hemos comido ajo, ni se repite ni siquiera se siente su aroma en boca.

Cantidad: 2 de 30cm de diámetro

INGREDIENTES
4 tazas de harina (480gramos)
25gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
½ cucharada de sal
1 cucharada de azúcar
70gramos de mantequilla (pomada)
1 huevo
Agua tibia para tomar la masa

Cubierta
1 y ½ cabeza de ajo
Orégano y tomillo fresco
Sal y bastante pimienta negra recién molida
100gramos de semillas de sésamo
Aceite cantidad necesaria

PREPARACION
Cubierta.
Picar los ajos bien chiquitos. Ponerlos en un bol.
Agregarle hojitas de tomillo y orégano fresco en forma generosa.
Si no se tiene fresco igual seco.

Poner las semillas en una sartén con un pequeño chorro de aceite y llevarlas al fuego sarteneando siempre hasta que estén tostadas. En unos pocos minutos están prontas, de lo contrario se quemarían.
Cuando se están tostando semillas hay que poner especial cuidado ya que fácilmente se queman.

Volcarlas junto a los ajos y hierbas y mezclar.
Condimentar con sal a gusto y bastante pimienta negra molida en el momento.
Cubrir con aceite y dejar macerar unas horas.

Masa.
Poner en un recipiente la harina, la sal y el azúcar.
Agregarle la levadura y un poco de agua tibia como para disolver la levadura y mezclarla con el resto de la harina.

No importa que la preparación quede muy seca la masa se irá armando a medida que vamos integrando los ingredientes.
Incorporar la mantequilla pomada e integrarla con las manos al resto de la harina.

Hacer un hoyo en el centro y agregarle el huevo y de a poco el agua tibia mientras se va revolviendo hasta formar una masa pegajosa y blanda.
La cantidad de agua dependerá un poco de la harina que utilicemos y de su refinamiento, agregar hasta lograr la textura deseada.

Una vez formada la masa se vuelca sobre la mesa de trabajo enharinada y ayudándonos con algo de harina ir trabajando la masa.
Recuerden que la masa al ser tan tierna es muy pegajosa por lo tanto al amasarla tomará consistencia pero quedará igualmente algo pegajosa.

Ponerla en un recipiente, cubrirlo con papel film o en una bolsa de nailon.
Dejarla en un lugar cálido para que leve tranquila hasta duplicar su tamaño.
Como es una masa muy blanda le costará menos tiempo levar.
Una vez levada se vuelca sobre la mesa enharinada y se mueve como para quitarle todo el aire que formó y retorne a su tamaño inicial.

Dividir la masa en dos partes iguales.
Tomar una de las partes y colocarla en el molde, aceitado generosamente y con los dedos ir desplazando la masa hacia los bordes a la vez que la vamos marcando formando pocitos con los dedos.

Con la otra masa hacer lo mismo. Cubrir la superficie de las dos con la preparación de ajo. Dejarla descansar unos 15 minutos y luego cocinarla en un horno precalentado, muy caliente 200º.
Colocar la pizza en la parte baja de la rejilla para que el calor de abajo selle rápidamente la base formando piso. La parte de arriba de la pizza debe quedar cocida pero no tostada para que al masticarla se contraponga lo firme de su base con lo tierno de su superficie saboreándose bien su cubierta.

Recetas relacionadas
  (3 votos)
Copyright (c) 2006-2017 solopizzas.info
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopizzas.info
Gracias por visitar solopizzas.info, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad