Annita Zen at Facebook

Pizza rellena con mortadela, y queso mozzarella


Cantidad: 1 pizza de 30cm de diámetro

INGREDIENTES
2 y ½ tazas de harina (300gramos) 000 o la que consigas
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
50gramos de mantequilla a punto pomada
2 huevos
20gramos de levadura fresca o ¾ cucharada de levadura seca o en polvo
¼ taza de leche tibia
1 cucharadita de azúcar

Relleno
300gramos de queso mozzarella rallada
150gramos de mortadela en rodajas y cortada en juliana
6 tomates medianos cortados en rodajas
Hojas de albahaca
50gramos de queso parmesano rallado
Sal, pimienta recién molida
1 taza de salsa de tomate

PREPARACIÓN
Levadura. Agregarle a la leche la cucharadita de azúcar.
Volcar la levadura y mezclar hasta que la levadura esté disuelta.

Mas. Aparte, poner en un recipiente la harina, la sal y el azúcar.
Mezclar.

Agregarle la mantequilla.

Formar un hoyo en el centro y verter la levadura y los huevos.
Unir los ingredientes con los dedos y trabajar la masa hasta integrar todo.
La mezcla obtenida debe ser blanda y pegajosa de lo contrario agregarle un poco más de leche.

Verter todo sobre la mesa de trabajo y comenzar a amasar ayudándose con un poco de harina.
La harina nos ayudará a trabajar la masa sin que se pegue demasiado en la mesa y en las manos.
La cantidad de harina que se empleará para esto debe ser la menor cantidad posible para que la masa no resulte dura por el exceso de harina.

Trabajar la masa, amasándola hasta que resulte blanda, lisa y elástica. Aproximadamente 10 minutos serán suficientes para lograr este punto.

Levado. Formar un bollo y dejarlo levar en un recipiente cómodo.
Cubrir el recipiente con papel film o con un paño.
Dejar que leve tranquilo en un ambiente cálido hasta que duplique su volumen.

Cuando está bien levada, volcarla sobre la mesa ligeramente untada de aceite y trabajarla un poco hasta retirarle todo el aire que acumuló durante el levado.

La masa retoma su volumen inicial.

Armado de la pizza. Dividirla en dos partes, una más grande que la otra.
Estirarla hasta que la masa quede fina y forrar una pizzera de 30cm de diámetro previamente untada en aceite.
Una vez forrada, cubrir el fondo con la mitad de las rodajas de tomate. Esparcirle el queso rallado y trozos de hojas de albahaca y salpimentar.
Agregar la mitad de la mozzarellla rallada, la mortadela cortada en juliana y el resto de la mozzarella.

Estirar bien fina el resto de la masa y cubrir la pizza con ella.
Unir los bordes mojándolos un poco.

Cubrir la superficie con la salsa de tomate y dejar reposar un rato para que leve un poco.

Cocinar en un horno precalentado 200º preferentemente en la parte baja del horno durante 25 minutos.
La pizza debe quedar con la base bien crocante y la parte superior cocida pero húmeda.

Una vez cocida retirar, dejar descansar 10 minutos y cortar.
Recetas relacionadas
  (8 votos)
Copyright (c) 2006-2017 solopizzas.info
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopizzas.info
Gracias por visitar solopizzas.info, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad